Y EN NADA Y MENOS…